jueves, 24 de noviembre de 2011

poseída

Estoy despidiendo a E antes de que salga para Retiro a tomar el micro a AG, abrazo, besos, besos a Kenko, más besos nuestros, ¡chau chau!, ¡buen viaje!, ¡nos vemos en unos días!...y ahí sale ella, no lo puedo evitar, la que tanto tiempo me resultó densa con sus pedidos de llamaditos para saber que llegué. Sale de adentro mio y vocifera: ¿me llamás cuando llegás? ¡o mandame un mensajito aunque sea!, solo para saber que llegaste bien...¡no te olvides! Esta mañana, tipo 8:30, yo sabía que aún no había llegado, pero no pude contenerme y lo llamé, y obvio, me atendió el contestador automáticamente, el celu apagado y el seguramente despertándose arriba del micro. Ahora mismo, mientras escribía esto, sonó el teléfono y era E, llegó bien, todo joya, claro que si. Irremediablemente voy a ser una idishe mame hasta la eternidad. Es increíble como uno se encuentra haciendo exactamente lo que odiaba de sus padres, es genético, está ahí, codificado en cada celulita de mi ser. Y eso que E es mi marido, pobre Kenki...medio en joda medio en serio, E dice que su función como padre va a ser equilibrar mi actitud hinchapelotas. Menos mal, porque no me puedo contener, lo juro, mientras me escucho diciéndolo, trato de evitarlo, y no puedo. Igual que con otros temas como el abrigo y la comida. Estoy poseída por las idishes mames de esta familia, ya no hay retorno. Y bue, de todas formas, todo eso no es más que amor en estado puro. Postdata: mientras escribía este post, hamacaba a Kenki para que se duerma y cantaba noninoni, y se durmió en este instante, luego de luchar contra su sueño un rato laaaaaargo. ¿Por qué esa resistencia a dormirse? ¿todos los niños son así? ¿o me tocó el gordo más manija del mundo? Ahora si, good show para todo el mundo.

2 comentarios:

Fer dijo...

Todos son así: hijos, maridos y madres. No te preocupés.
Besos!

Mila dijo...

Hola!
Creo que la mayoria de los chicos son asi, son las ganas de seguir disfrutando de todo lo que sigue mientras ellos duermen. Cuando crecen un poquito (onda dos, tres años creo) puede pasar que ellos solitos quieran irse a dormir. Te falta un poco! jaja

saludos!