miércoles, 13 de enero de 2010

en caso de necesidad, releer

Hay personas que irradian bosta, destilan veneno, generan mala onda. Infelices de mierda. Hay personas que se adaptan a esos infelices. Esto los convierte en verdaderos pelotudos. Hay verdaderos pelotudos cerca. Cuidado. No vaya a ser cosa de que nos terminemos adaptando a esos pelotudos y convirtiendo en meros cómplices de la infelicidad. Por suerte este tipo de gente solo representa el 1% de nuestros allegados. El 99% restante nos trae felicidad, nos enseña a querer bien y nos ayuda a sentirnos personas completas. Gracias a esta mayoría. La minoría se puede ir a la mismísima concha de su madre.

5 comentarios:

L. dijo...

AMEN!
mejor imposible!

Sil dijo...

que pasó cheeee?????????????????????

sritam dijo...

UUUUUHHH! Hay gente que nooo.
Palabra verificadora: destoxio.

lachubasca dijo...

Entonces a destoxioficar el ambiente.

Lolita y El Profesor dijo...

No siempre es fácil, no siempre es fácil destoxificar el ambiente. Parece ser que ese 1% se reproduce por generación espontánea. ¿Usted también los saca pitando?

El Profesor