jueves, 18 de diciembre de 2008

Guía Me

El otro día mientras miraba tele descubrí que siempre me gustaron las visitas guiadas y todo lo que se relacione con ellas. La última que hice fue en Merlo, San Luis. Era una estancia donde cultivaban plantas aromáticas tipo lavanda. No fue la más entretenida para ser honesta. Además descubrí que no tienen que ser visitas guiadas muy instructivas, solo tiene que tener un guía que explique dónde estamos, para qué sirve cada cosa, quién vivió en ese lugar antes, etcétera. Por ejemplo, el juego que más me gustaba del Italpark (creo que estaba ahí) era un barco que tenía leyes de gravedad un poco extrañas y las cosas se caían para el costado. Una guía explicaba en cada lugar qué pasaba con el agua, cómo se hacía para tomar del chorro que iba para un costado, etc. También me gusta cuando en el avión te dicen cómo ponerte el oxígeno, el salvavidas, el cinturón. Y cuando en algún negocio del barrio encuentro esas guías de todos los comercios de la zona clasificados por rubro. Me siento un poco rarita por esto, lo confieso. A propósito, también hace poco descubrí que la "Guía T" se llama así porque significa "guiate". Luego me di cuenta de que la mayoría de la gente conocía este significado. Me sentí un poco boluda por eso, también confieso.

4 comentarios:

Paola dijo...

Tambien esta en Cordoba ese Barco. Cuando vayas lo podes visitar.

yalu dijo...

yo tambien me entere hace poco lo que significaba la guia t, no te sientas mal..

elzoocalo dijo...

Jaja, pensé que era la inicial del inventor de la guía, que no era tan pretencioso como don Filcar y sólo ponía la inicial.

elzoocalo dijo...

Tampoco tiene nada de malo comprar la guía turística del lugar que vas a visitar para conocer de antemano todas sus vicisitudes y que NADA te sorprenda, ja.