domingo, 22 de mayo de 2011

just a little patience

Me mudé. Estoy contenta por esta casa, sus rincones, su buena vibra, su naturaleza. Aún sigo en medio de cajas, muchas, cosas, cositas, ropa, cuadros, ollas, libros, todo desparramado. Desorden. Caos. No tolero vivir con este lío, obviamente no tengo el tiempo para ordenarlo rápido, y la casa, tan linda como es, se torna hostil. Y la hostilidad golpea adentro mio. Y me refugio en el rincón formado por mi cama, la cuna, el cambiador y mi bebé. El único rincón de la casa que no tiene nada fuera de lugar. El resto no puedo ni mirarlo. Por suerte mi marido lindo destina sus escasas horas libres a ordenar. Mientras tanto, paciencia.

4 comentarios:

puma dijo...
Este comentario ha sido eliminado por el autor.
puma dijo...

las mudanzas son tediosassssss

zappa dijo...

je, ayer hablaba con mi vieja y me decia que tiene a mis sobrinos ordenandole la casa, le digo que cuando terminen te los mande??? entre los 9 tienen que tardar un ratito

saludos

atomÖ dijo...

Mi marido lindo. Que dulzura mi cuñada.