jueves, 10 de junio de 2010

catarsis

La concha de tu madre hijo de puta dejá de tirarme las cenizas de tu cigarrillo en la ventana! Igual nada se va a comparar con la indignación que me provocó descubrir que las chorreadas del vidrio de mi lavadero eran culpa del perro gigante de mi ex vecina encerrado en 45 metros cuadrados que meaba para abajo. Se complica la vida en edificio.

2 comentarios:

la secretaria dijo...

ajjajaja, perdón, no se de qué me rio

Mathilda dijo...

asi se vive en Buenos Aires!
"el de al lado me chupa un huevo"
(al lado,se escribé así? dudas gramaticales,matutinas!)
Happy viernes,Chabu!