miércoles, 3 de febrero de 2010

not to be

¿Qué querés ser cuando seas grande?

- Maestra, contesté a los 8.

- Contadora, contesté a los 13.

- Médica, respuesta final.

Entonces me embarqué en esta carrera que ya lleva 12 años en mi vida. Y ahora, casi terminando mi especialidad, si me volvés a preguntar qué quiero ser, te contesto que quiero ser feliz. Puede sonar cursi. Una respuesta fácil. Pero yo quiero ser feliz.

Aunque eso signifique dejar de ser lo que quise en algún momento. Aunque nadie me entienda cuando decido no llenar expectativas ajenas, alejarme de la profesión y tomar aire fresco. Aunque me contesten que “es una lástima”. Yo quiero ser feliz.

No quiero ser un robot, no quiero absorber la mierda de los demás, no quiero ser explotada, no quiero ser una línea directa al alivio del pesar de otros, no quiero perder años de vida. Quiero ser feliz.

Y quiero ser mamá.

4 comentarios:

yalu dijo...

esaaaaaaaaa!! y a hacer mermeladas en HG!!!!buena eleccion.

sritam dijo...

Vamosssssssssssss! Todas mamás, carajo! Mamás felices.

S dijo...

Llega un momento en la vida de las personas en el que l vocación no pasa tanto por la profesión elegida... Yo la entiendo, me pasa algo parecido (con diferentes elecciones de profesión)...
Blogger me perturba, mi palabra verificadora: psysated...Asocie libremente...

Sil dijo...

me parece geniallllllll!!!
Queremos mini budins